Hablando con caballos™

Comunicar no es sólo hablar, si no "entender".

SANTUARIO SAM

Publicado el 24 d enero d 2017 en Blog | 2 comentarios

¿Alguna vez os ha reventado una pompa de jabón y ha brotado un sueño?

Pues eso es SAM, una explosión de sueños: “Creemos en el Proyecto SAM y en sus buenas gentes”.

Muchos os preguntáis cómo nos balanceamos entre el ámbito del respeto y bienestar animal y el del desarrollo y crecimiento personal de los humanos. Os preguntáis qué tiene que ver una cosa con otra, pues mucho.

Existe la posibilidad de llegar al mismo lugar partiendo de territorios diferentes, pero siempre aparece en el camino un lugar de “encuentro”.

Podemos pensar que apostar por el “antiespecismo”, por la defensa de los derechos de los animales, sin “aparentemente” apostar por la reivindicación de la mejora de la situación de las personas –muchos millones, por cierto-, puede ser un “mirar para otro lado”, una “moda” o una forma de abordar lo que nuestra cultura nos ha hecho interiorizar de forma contundente, que la especie humana está por encima de las demás, pero no es cierto…   Sólo desde el respeto, la humildad, la honestidad y la consciencia, podremos “domesticar” esos egos que tanto nos caracterizan y que hay que aplacar, domesticarnos a nosotros mismos que no a las “bestias” que no lo son…

Hablar de los animales, como si nosotros no lo fuésemos, es simplemente un rasgo –una expresión- más del antropocentrismo… ¿Por qué diferenciar los derechos humanos de los derechos de los animales? Se debería hablar simplemente de derechos “fundamentales”, de los seres vivos, de TODOS los seres vivos.

Lo que nos ha diferenciado –o eso hemos creído- hasta el momento del resto de las especies, es nuestra capacidad de hablar, nuestra capacidad de pensar y de ser conscientes –o eso pensamos- pero hoy, siglo XXI se nos presenta como uno de los grandes hándicaps que nos caracterizan como especie.

Las conductas de maltrato se tornan en una escalada, desde la concepción introyectada de que somos más que los “animales” –el resto de los seres vivos que no son humanos- extrapolamos y ejercemos unos valores polarizados y simplistas a los que aplicamos el trazo del bien y el mal.

Si un cachorro humano, durante un recreo, engarza a una lombriz de alto en bajo en un palo, tal vez por curiosidad, y no se reconduce esa conducta, siempre me he preguntado, ¿hasta dónde puede llegar?

Esas “aparentemente” pequeñeces las adornamos con razonamientos: “es simplemente un crio”, “tiene que experimentar”, “no lo hace con mala fe”, etc… Justificamos, explicamos, argumentamos… pero si lo ha hecho –y lo hizo- y nadie le hace tomar consciencia de lo que hizo desde otra escala de valores, me sigo preguntando ¿Hasta dónde puede llegar?

No olvidemos nunca que somos depredadores, y eso es etología pura, ¿qué tal si usamos nuestra capacidad de raciocinio y de consciencia para ser realmente “humanos” y no depredadores “disfrazados”?

En la actualidad hemos retomado con fruición el concepto de compasión, se nos llena la boca hablando de compasión, del “ser compasivo”; se habla de ella como una “emoción”, de sus bondades y beneficios, pero si la conceptualizamos como una actitud vital…si deja de ser un valor teórico sería un gran VALOR que asumido y llevado a la práctica nos haría comportarnos de forma muy diferente.

Si la muerte, nos planteamos, iguala a ricos y pobres, blancos y negros, altos, bajos, gordos y flacos, rubios, morenos, diestros o zurdos, ¿por qué no decir que iguala a TODOS LOS SERES VIVOS?

ARENA que fué rescatada, murió tres horas después de esta foto.

“La empatía es la capacidad de ponerse en el lugar del que sufre”. Frans de Waal

Pero es difícil ser compasivo porque implica asumir el sufrimiento sin rebelarse frente a la impotencia.

A mí me estalló la “pompa” de SAM… Sólo desde ahí –un lugar diferente- podemos creer que un mundo mejor es posible, sólo los diferentes serán capaces de crear un mundo diferente y desde luego, ES POSIBLE, sólo los diferentes saben que existe un lugar en el que todos somos IGUALES.

Guardar

Guardar

ComparteShare on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Email this to someone

2 comentarios

  1. Elena Pérez de Gracia / enero 24th, 2017 13:02

    Gracias por entender lo que va a significar el Santuario SAM, gracias por vuestra colaboración.
    Juntos lo vamos a conseguir!!

    Reply

Trackbacks/Pingbacks

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *