Hablando con caballos™

Comunicar no es sólo hablar, si no "entender".

¿Pueden los caballos beneficiar a la población en situación de desempleo de larga duración?

Publicado el 15 d enero d 2017 en Psico-coaching | 0 comentarios

En relación a los datos y estadísticas que existen referentes al DLD[1], no vamos a reproducir la inmensidad de análisis estadísticos y cuantitativos que se elaboran con diversos fines, del mismo modo que no vamos a realizar una revisión de las medidas y políticas que se desarrollan con el objetivo de minimizar un tema de tan amplio calado socio-político e indiscutible repercusión social.

Aportando a modo de ejemplo, algunos datos que se refieren a la relación entre el Desempleo y la salud:

– Documento de trabajo número 185/2014 “Los parados de larga duración en España en la crisis actual” de  Sara de la Rica y Brindusa Anghel para la Fundación Alternativas (www.fundacionalternativas.org).

– “Desde hace tiempo existe el conocimiento de que hay una relación negativa entre el desempleo y la salud y esta relación esta sustentada en una numerosa bibliografía científica. Los efectos del desempleo sobre la salud

DLD

Sean cuales sean los datos, que indudablemente apuntan en una dirección y las consecuencias sociales, lo que es indudable es que el DLD repercute, en general de forma negativa, en aspectos psicológicos individuales de la población que lo sufre generando trastornos de índole psicológica, que requieren atención, recursos, e intervenciones:

– Modifica actitudes sociales.
– Genera hábitos no adaptativos.
– Reduce la autoestima.
– Aumenta los rasgos depresivos.
– Genera sensación de impotencia culpa  y frustración.
– Aumenta la Inseguridad.

Esto se acaba convirtiendo en un circulo vicioso, que dificulta la integración en el mundo laboral, especialmente en determinados rangos (edad, género).

Llegando a producirse un cuadro de “INDEFENSIÓN APRENDIDA[2], directamente relacionado con estados depresivos (y en el que intervienen rasgos de personalidad, inteligencia, formación, etc…).

No planteamos el Psico-Coaching Asistido con Caballos, como solución, si no como una intervención COMPELMENTARIA a todas aquellas actuaciones que se desarrollen encaminadas a la reducción del DLD, ya que incide directamente en los aspectos psicológicos que se ven afectados por esta situación y que facilitaran habilidades fundamentales para el  afrontamiento:

– La mejora de habilidades individuales y sociales.
– Comunicación.
– La toma de consciencia de capacidades y áreas de mejora.
– El aumento de la autoestima.
– La reducción de la indefensión aprendida.
– Facilitación de la creación grupos de apoyo y referenciales.

Desde un punto de vista holístico, es imprescindible trabajar no sólo en las medidas de protección social, más allá de ellas se manifiesta la necesidad de trabajar individual y grupalmente con l@s afectad@s para lograr los objetivos planteados socialmente.

Desde este enfoque es desde el que planteamos el desarrollo de programas y estrategias de intervención con el modelo de Psico-coaching  Asistido por Caballos con el objetivo de “minimizar” los riesgos (en ocasiones irreparables) del DLD, especialmente desde el punto de vista individual.

[1] Se debe considerar como desempleado de larga duración a la persona que de manera constante a lo largo de un periodo superior a 12 meses se encuentre inscrita en busca de empleo en los servicios de empleo estatales, independientemente del perfil de edad o profesional que acredite.

[2] Seligman, M. E. P. (1975)

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

ComparteShare on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Email this to someone

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *